El gobierno de Asturias cambia las condiciones de vertido de Industrias Lácteas Asturianas "por la puerta de atrás"

Vertidos. Imagen de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.
La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies lamenta que el gobierno del Principado de Asturias haya modificado las condiciones de vertidos de la autorización Ambiental Integrada de la empresa Industrias Lácteas Asturianas, S.A. (ILAS), para la fábrica de transformación de leche, nata y suero, ubicada en Anleo, término municipal de Navia tal como se publica en el BOPA.
Y además el gobierno lo hizo sin el correspondiente trámite de información pública, que hubiera permitido alegar a las organizaciones que llevamos años denunciando las irregularidades que se cometen en el proceso de tratamiento de las aguas residuales de esta industria láctea.
Desde el año 2011 en que la ILAS llegó a un acuerdo con ENCE para usar su emisario y dejó de verter a la ría de Navia directamente sus efluentes; son continuas las quejas de la papelera por la pérdida de sección de este conducto por los atascos que viene sufriendo dicha tubería que lleva las aguas pretratadas al mar.
Ya sorprende que el Principado de Asturias que es responsable de vigilar lo que vierten las empresas al mar, a fecha de hoy no diga que sale por el emisario y que impacto tiene en el entorno los vertidos que se realizan a pesar de las continuas denuncias puestas por la Coordinadora Eoloxista sobre estos graves hechos.
El Principado de Asturias antes que modificar la autorización, debía exigir cumplir con la legislación en el actual complejo, para no seguir afectando al entorno ambiental de la manera que se está haciendo, por lo que no es de recibo modificar la autorización ambiental sin transparencia como ha hecho el Principado en una zona ya muy contaminada por vertidos.
Desde hace años venimos denunciando que la cuenca del Navia es el paraíso de los vertidos de aguas insuficientemente depuradas, en cuanto que las industrias vierten sin ningún control vía emisario al mar, contaminación que el mar siempre devuelve, situación que se agravo con la planta de purines que genera una cantidad ingente de materia orgánica en el proceso de tratamiento, lo que  agrava la contaminación que sale por el emisario de la papelera que todos usan como tubo de escape, sin olvidarnos que tanto Navia como Coaña no tienen saneamiento y están pendientes de que se acabe la depuradora este mayo para paliar los actuales vertidos urbanos que agrava la contaminación de las aguas de Navia, pero al final también va acabar al emisario.

- Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.
Publicar un comentario

Archivos del Blog