EQUO Asturies exige una investigación y medidas inmediatas para el control de incendios como el de Desguaces Riestra en Gijón



EQUO Asturies traslada su preocupación por los daños medioambientales y a la salud de las personas ocasionados por el incendio de la planta de tratamiento de Desguaces Riestra en Gijón. Asimismo, exigimos una investigación sobre lo sucedido y la adopción de medidas inmediatas para el control de los incendios.

No ha sido solo el incendio en la empresa Desguaces Riestra, pues a lo largo de los dos últimos años hemos visto como ardían, una tras otra, plantas de residuos y reciclaje en toda España. Ya en octubre, nuestra formación política trasladó una batería de preguntas parlamentarias con la intención de conocer la dimensión del problema de los incendios en plantas de reciclaje y vertederos, y cuáles eran las medidas que estaba llevando a cabo el Gobierno para evitarlos. Recordemos que, ya en 2014 la Comisión Europea llevó a España ante el Tribunal de la UE de Justicia (TJUE) por la mala gestión de residuos.
Al problema acaecido a nivel nacional, debemos sumar una problemática añadida en el caso del incendio de Gijón. Recordar que en el año 2004 un informe del CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) ya avisaba de un incidente de la planta fragmentadora de chatarra, hierros y metales de Daniel González Riestra SL por la presencia de material radioactivo.
Por ello, desde EQUO Asturies nos preguntamos, ¿por qué no ha habido más control sobre una planta de desguaces como la de Riestra, que estaba desmontando sin protección unos componentes radiactivos y que tiene una gran cantidad de material que es sumamente tóxico? ¿Cómo es posible que el principal problema con el que se encontraron los bomberos fuera la falta de puntos de suministros de agua y el fallo de los hidrantes?. ¿Cómo puede ser que un concejal diga por la radio que está lloviendo y qué lloviendo el humo se disipa?.
Consideramos que las declaraciones a los medios de responsables del Ayuntamiento de Gijón, manifestando que no había aumentado la contaminación y que no hay riesgos para la salud, suponen obviar las consecuencias y peligros del accidente, y una grave irresponsabilidad, máxime cuando los picos de contaminación registrados han sido escandalosos.
Desde EQUO Asturies esperamos los resultados de la labor de investigación para conocer la existencia de posibles fallos o deficiencias, así como una evaluación de los daños medioambientales de manera que la ciudadanía tenga información sobre lo sucedido, y si procede se asuman las correspondientes responsabilidades.
La falta de daños personales y la rápida y eficaz intervención de los equipos de emergencia no puede ocultar los potenciales daños provocados, tanto medioambientales como a la salud de las personas, incluidos trabajadores/as que han participado en la extinción del incendio. Las cenizas y restos del incendio son altamente tóxicos y contaminantes y deberían ser tratados y depositados en centros y vertederos especializados; tanto el agua procedente de la extinción como la de lluvia suponen la contaminación del suelo y las aguas de escorrentía, originando su filtración al subsuelo.
Pedimos también analizar si los planes de autoprotección de la empresa, obligatorios para este tipo de centros, han funcionado correctamente. Falta coordinación e información, pues, por ejemplo, el SEPA no tiene publicada su memoria desde 2013 y los Ayuntamientos acarrean graves deficiencias de información cartográfica y de instalaciones de protección contra incendios.

Fuente: Nota de prensa de EQUO Asturies.
Publicar un comentario

Archivos del Blog