El Principado da otra oportunidad a una planta de residuos de aceria a pesar de más de 1200 alegaciones en contra

Planta en La Peral. -Imagen de la Coordinadora Ecoloxista.-
La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies lamenta que el Gobierno del Principado de Asturias no haya rechazado el proyecto de una planta de tratamiento de residuos en la localidad del Peral, en el concejo de Ribadedeva. Ya que tal como publica hoy el BOPA le dan una segunda oportunidad, después del trámite de consultas ambientales donde recibió 1.200 de alegaciones en contra por parte de los vecinos.

Resulta sorprende que no se rechazase el proyecto en vista de los informes urbanísticos que dicen "que respecto a la actividad en proyecto, lo contemplado en el artículo 3.72. Industrias peligrosas (punto 5), de su P.G.O., según el cual, no podrá situarse en ningún caso a menos de 2.000 m de cualquier núcleo habitado, o a 250 m de la vivienda más próxima". Hay que recordar que se pretende poner una planta de tratamiento de residuos de escorias de acería y fundición,  en medio del núcleo del Peral, a sólo 20 metros de las viviendas y hoteles de la zona con el consiguiente impacto en una zona urbana. Por lo que incumpliría las condiciones urbanísticas vigentes aprobadas primero por el Ayuntamiento y después por el Principado.
La empresa pretende el tratamiento de residuos metálicos de acería y de fundición que ahora mismo tratan en la planta que tienen en Vizcaya, completándolo con otras instalaciones menores, centro de valorización de residuos de la construcción y demolición, centro de descontaminación de automóviles fuera de uso, un centro de trasferencia de residuos eléctricos y electrónicos, centro de trasferencia de residuos peligrosos.
Estamos hablando de una instalación que está recogida como contaminante de acuerdo al Real Decreto 100/2011 como una actividad potencialmente contaminadora de la atmosfera y por lo tanto incompatible con estar ubicada en medio de una población y al lado de varios negocios hosteleros que quedarían a menos de 20 metros.
Sorprende que el Principado le dé una segunda oportunidad a esta actividad contaminante, cuando reconoce que va tener efectos adversos para la salud de los colindantes, en forma de ruido, olores, polvo, contaminación química. Cuando se reconoce que dada la naturaleza y el comportamiento físico-químico de los materiales que se quieren tratar en el centro (gases y metales peligrosos para la salud) y el volumen que se pretende tratar de ellos con varios miles de toneladas al año.
Más llamativo es que todos los organismos publico del Principado que informaron en el expediente y que se pueden consultar hoy en BOPA no pusieron reparo alguno en las peligrosas e impactantes instalaciones pegadas a las casas de los vecinos, lo que la idea del coladero que es el Principado para las actividades contaminantes.
Vamos a volver a reclamar que el Principado paralice este disparate de emplazamiento propuesto para esta actividad contaminante, agotaremos las vías legales para paralizarlas y exigir responsabilidades a quienes hayan permitido estos graves hechos.

Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog