La COAG se querella contra la Coordinadora Ecoloxista por decir lo mismo que dice la BRIPAS o la Guardia Civil sobre los incendios forestales en Asturias

Fotomontaje alegórico sobre el impacto de los incendios forestales en la naturaleza de Asturias. -Imagen archivo Pixabay-
Mercedes Cruzado, la Secretaria General del sindicato agrario COAG acaba de anunciar la presentación de una querella contra la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies por una nota de prensa enviada desde nuestra organización a propósito de la oleada de incendios de las semanas pasadas.

En primer lugar queremos decir que no nos retractamos porque es falso que hubiésemos acusado al colectivo de ganaderos como tal colectivo de ser los responsables de los incendios en Asturias. Lo que venimos reflejando en nuestros comunicados, una y otra vez, son los datos oficiales de las Brigadas de Investigación de Incendios del Principado de Asturias (BRIPAS) y de la Fiscalía de Medio Ambiente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que dicen que el 74,3% de los incendios en Asturias tienen como causa la regeneración de pastos y la eliminación de matorral. Del mismo modo, entre los años 2002 y 2017 hubo más de setenta sentencias  firmes por  delito de incendio forestal relacionado con la regeneración de pastos asociada a la explotación de ganadería en extensivo, y quemas agrícolas, sobre una cantidad total de 90.
Desde la Coordinadora Ecoloxista entendemos que la querella no tiene fundamento alguno y suponemos que no será admitida a trámite por el juzgado. Sin embargo consideramos que tratar de intimidar con querellas  multimillonarias es querer esconder la realidad. Lo que deberíamos hacer todos y todas es afrontar el problema con valentía a fin de intentar resolverlo lo mejor y más rápido posible por el bien de Asturias.
Ya sorprende que el mismo año en que se aprueba la modificación, con el voto favorable de todos los partidos políticos con representación en la Junta General del Principado, a excepción de Podemos, de la Ley del Principado de Asturias 3/2004, de 23 de noviembre, de Montes y Ordenación Forestal, con la intención de levantar y evitar los futuros acotamientos al pastoreo en terrenos quemados, se baten en Asturias todos los registros en cuanto a número de grandes incendios y hectáreas quemadas, con dos oleadas en pocos meses que han causado pérdidas millonarias además de un desastre ecológico de magnitudes extraordinarias.
En concordancia a la modificación de la Ley de Montes, se efectúa una modificación en la dependencia orgánica de los equipos de investigación de los incendios las Bripas, con el claro resultado de la merma de su capacidad y eficacia.
Es evidente que no se trata de criminalizar a ningún colectivo, pero esto son hechos irrefutables, y todos deberíamos asumir la realidad y afrontar el problema con objetividad y determinación. Es igualmente evidente que, ni todos, ni la mayoría de los ganaderos queman el monte, incluso es un  hecho que la mentalidad en el medio rural está cambiando poco a poco y cada vez son más los vecinos, muchos de ellos ganaderos, que se personan a declarar y demandar como afectados por estos incendios provocados, rompiendo con la “ley del silencio” que amparaba antes a muchos de los que incendiaban.
Pero  tratar de amedrentar a quien señala con valentía las razones y las causas que subyacen detrás de los incendios no es el mejor camino para encontrar soluciones al grave problema de los incendios del que todos sufrimos las consecuencias. Debemos afrontar la realidad y los datos, que son los que son, nos gusten o no, y a partir de ahí buscar soluciones.

Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Artículos de referencia:
La Guardia Civil atribuye a ganaderos la mayoría de los incendios investigados

La Fiscalía ve indicios de que tras los incendios forestales está la generación de pasto

El 91% de los incendios forestales de diciembre de 2015 en Asturias fueron intencionados

Publicar un comentario

Archivos del Blog