Gijón otro pueblo Potemkin ambiental: Nuevo récord de contaminación en Gijón con una subida del 4.100% en micro partículas

Hemos pedido información al Ayuntamiento de Gijón y a la Consejería de Fomento del Principado para que nos detallen que paso ayer por la tarde desde las 18 horas hasta las 21 horas para que se disparase de nuevo la contaminación de partículas con un incremento del 4.100% en Gijón.
También hemos preguntado al Principado y al Ayuntamiento porque razón estuvo sin actualizarse 2 horas los datos de la estación de Roces a pesar de estar disparada y evitar riesgos a la población más cercana.
Los datos que facilitamos son los que facilita el Gobierno del Principado de Asturias en su web hoy mismo, con la obligación de comunicación diaria de contaminación atmosférica y calidad del aire de la Directiva 2008/50/CE y el R.D 102/2011, cosa que no hace con las estaciones privadas que de forma intencionada ya que el Principado no facilita los datos en continuo de las estaciones privadas monitorizadas porque suelen ser peores datos que las de las públicas y eso que están escondidas. El Puerto del Musel - Gijón, tampoco facilita los datos de sus dos estaciones de control de la contaminación a diferencia del Puerto de Avilés que si facilita los datos de sus estaciones.
Ayer la estación de Roces se alcanzaron  picos de  206 µg/m3 partiendo de 5 µg/m3  de las micro partículas de menos de 2,5 micras las PM2,5 y una media de 29  µg/m3, estamos hablando de valores espectaculares en la red pública que es la única que da datos, hay mas contaminación de las peligrosas micro partículas que las mayores Pm10 lo que demuestra la peligrosidad de la contaminación que se da en el concejo, porque hay muy pocos medidores de Pm2,5.
A día de hoy los picos de contaminación de Pm2,5 no están regulados a pesar de los anuncios del Principado de su regulación. Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud  recomendó en 2005 unos valores límite para partículas PM 2,5 en 10 µg/m3 y un límite de 25 µg/m3 para las 24 horas y la tolerante normativa española marca un límite anual de 25 µg/m de alerta  para las PM2,5.
En la misma estación  a la misma hora se alcanzaron picos de 194 µg/m3 partiendo de 8 µg/m3  de las partículas de menos de 10 micras las PM10.
A día de hoy los picos de contaminación de Pm10 no están regulados a pesar de los anuncios del Principado de su regulación. Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud recomendó en 2005 unos valores límite para partículas  de 20 µg/m3 de media anual para las PM10 y un valor de alerta con una media diaria de 50 µg/m3 para las PM10, la tolerante normativa español esta 40 µg/m3 de media anual  y de 50 µg/m para las 24 horas para las PM10.
Hay que recordar que puede haber contaminación y no recogerla las estaciones por su ubicación o la dirección del viento, pero cuando la marca las estaciones a pesar de estar escondidas existe siempre.
Los picos de contaminación atmosférica disparan los ingresos hospitalarios en Asturias por enfermedades respiratorias de acuerdo a un estudio epidemiológico realizado por la consejería de Sanidad del Principado de Asturias.
La evidencia científica no sugiere ningún umbral por debajo del cual no se prevean efectos adversos en salud tras la exposición a las partículas. Aún por debajo de los niveles de calidad de aire considerados como seguros por la legislación ambiental, las partículas se asocian con efectos nocivos sobre la salud, por lo que la OMS recomienda lograr las concentraciones de partículas más bajas posibles. Recomendación que el Principado incumple de forma significativa.

Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.

*La expresión Pueblo Potemkin o Pueblo de Potiomkin nace de una historia real ocurrida en la Rusia del siglo XVIII y se utiliza cuando se quiere describir una cosa muy bien presentada, para disimular su desastroso estado real. En este caso la propaganda y el gasto en sistemas de medición y "alerta" de la contaminación, del Ayuntamiento de Gijón y del Gobierno del Principado de Asturias sólo sirven para ocultar un desastroso estado ambiental al que no pueden o no quieren poner solución.
Publicar un comentario en la entrada

Archivos del Blog