¿Por qué el PSOE sigue criminalizando a los ciudadanos de la contaminación? los ecologistas ponen en duda el trabajo de la Consejera

Vista de avilés. -Foto Colectivo Ecologista de Avilés.-
La Consejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, dice que la contaminación que padecimos en el año 2016 es razonable, sólo nos habla de los datos de las 22 estaciones públicas. ¿Acaso las privadas miden de menos, es que no miden, para qué nos sirven entonces las 43 estaciones privadas si el Principado desecha sus medidas?. ¿Acaso los vecinos que viven cerca de ellas no respiran, o respiran menos?.

Propone que para luchar contra la contaminación atmosférica, los ciudadanos debemos esforzarnos en encender poco la calefacción y usar más el transporte público. Pretende dejar en manos del comportamiento individual de la gente el que soportemos más o menos contaminación. Es como si dijera, para evitar que haya mierda en nuestras calles, en vez de construir redes de alcantarillado públicas los ciudadanos deberíamos intentar ir menos al baño.
La Consejera parece que no sabe lo que son los Bienes Públicos, es decir, aquellos de cuya provisión, por su naturaleza, deben encargarse las Administraciones y no los ciudadanos.
La calidad del aire y de las aguas son bienes públicos y no privados. Las administraciones además de medir su calidad deben actuar con todos los instrumentos a su alcance (normas de todo tipo, impuestos, precios, subvenciones, infraestructuras, etc) para conseguir que esos bienes se conserven como demanda la sociedad. Algo que no está haciendo la señora Consejera, que tira balones fuera para responsabilizar a los ciudadanos de a pie de lo que deberían hacer ella y su departamento.
A todos nos escandalizaría ver aguas fecales corriendo por nuestras calles. No lo consentiríamos por sus efectos para la salud y la vida social.
La contaminación del aire y de las aguas, aunque normalmente no la veamos a simple vista, es algo muy parecido y tiene unos efectos sobre nuestra salud y medio ambiente igualmente negativos. El 93% de la población asturiana respira un aire perjudicial para la salud según la OMS. Más de 31.000 personas mueren de forma prematura en España cada año por afecciones derivadas de la contaminación del aire, según las estimaciones de la Agencia Europea de Medio Ambiente (más de 1.000 en Asturias). Los costes sanitarios derivados de la contaminación atmosférica representan al menos 32.000 millones de euros al año en España (un 2.8 % del PIB) según la OMS y la OCDE (640 millones en Asturias).
En Asturias seguimos siendo el sitio de España con el nivel más elevado de contaminación de partículas PM10 desde que se empezó a medirse en España, con 8 estaciones (en Avilés, Gozón, Gijón, Castrillón y Corvera) superando las tolerantes limites españoles.
En Asturias seguimos siendo el sitio de España con el nivel más elevado de contaminación por el cancerígeno benceno (en Oviedo) y encima ella lo oculto intencionadamente estos niveles.
En Asturias seguimos siendo  el sitio de España con mayor emisión de C02 por habitante.
Es llamativo que la Consejera ridiculice los niveles de contaminación que tenemos de azufre en forma de S02 donde quizás tenga que ver donde están puestas las estaciones casualmente, así todo hay estaciones que tuvieron 76 días fuera de norma de acuerdo a los valores recomendados por la OMS.
Es llamativo que la Consejera ridiculice los niveles de contaminación que tenemos de nitrógeno en forma de NO2 y NOx donde quizás tenga que ver donde están puestas las estaciones casualmente, así todo hay estaciones que tuvieron 132 días (en Corvera) fuera de norma de acuerdo a los valores recomendados por la OMS para los NO2 y no por los coches. Una estación supero numerosos días los valores que se dieron en Madrid de NOx (en Gozón) todavía estamos esperando que el Principado explique porque.
Pero todo le parece razonable a la responsable de esta situación en los últimos 14 años en los que ella no hizo nada más que tapar el problema, esconderlo y hacer todo lo posible para que no se conociera.
Por eso instamos a la Consejera a que, o bien haga su trabajo en la lucha contra la contaminación y la defensa de la salud pública poniendo en marcha de una vez medidas legales y fiscales efectivas para reducir el tráfico motorizado en las poblaciones asturianas, reducir la necesidad de movilidad, potenciar de verdad el transporte público, fomentar el uso de la bicicleta en la ciudad, generalizar el uso de las mejores técnicas industriales disponibles en todas las empresas y reducir la generación eléctrica por centrales térmicas, en particular las que utilizan carbón de importación.
Si la Consejera sabe y quiere hacer su trabajo, deberá hacer eso. Si, como parece, no está dispuesta, que se marche y deje su puesto a alguien dispuesto para hacerlo.


Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog