¿Por qué los ecologistas piden la demolición de la presa de la piscifactoría construida en Entrepeñas?

Piscifactoría de Entrepeñas. -Foto Coordinadora Ecoloxista d'Asturies.-
La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico la demolición de la presa de la piscifactoría de Entrepeñas, en el concejo de Aller ubicada en el rio Aller, que tiene una  concesión con un caudal concedido de 250 l/s y un caudal de vertido de 750 l/s.

La prensa supone un obstáculo infranqueable, su demolición supondrá una notable mejoría tanto para la calidad de las aguas como para la calidad del ecosistema fluvial del Aller, para esa fauna y ligada al cauce del Aller, que a su vez beneficiarán a especies como la nutria (Lutra lutra) o el desmán ibérico (Galemys pyrenaicus), entre otras. Estas especies en el río Aller se encuentran recogidas en el Decreto asturiano 143/2014, de 17 de diciembre, por el que se declara la Zona Especial de Conservación Ríos Negro y Aller (ES12000054) y se aprueba su  Instrumento de Gestión, en cuyo anexo aparecen las presas y obras hidráulicas como graves afecciones a su conservación.
Esta piscifactoría detrae un importante volumen de agua y vertía un importante volumen de aguas residuales mientras funciono, sorprendentemente a pesar de no funcionar este año pasado los propietarios solicitaron la autorización para seguir vertiendo las aguas residuales.
Sorprendentemente la parcela ocupada por los estanques de la piscifactoría se califica en el actual planeamiento municipal urbano de Aller como Suelo Urbano Industrial, ya resulta raro esta maniobra municipal dados los riesgos de inundación y la afección al dominio público.
Es decir, que paradójicamente por un lado se pretende obtener de la CHC una autorización de vertido de aguas residuales de más de 23 hectómetros cúbicos al año, pero por otro, advertimos de que el Ayuntamiento de Aller ha incoado un expediente de obras para levantar con riesgo de inundación una serie de naves industriales en una zona calificada como tal en plena ribera fluvial.

Por ello hemos pedido que por parte de la Confederación:

- La inexcusable declaración de extinción concesional por dichas causas y la demolición de las obras sitas en el rio a costa del titular concesional, instándose la ejecución subsidiaria por parte de la Confederación para evitar que sea el contribuyente el que tenga que sufragar con su peculio el abandono de las obligaciones que asume todo concesionario.
- Que la Comisaría de Aguas de la CHC se dirija al Ayuntamiento de Aller para ejerzer sus potestades y autoridad públicas con el fin de esclarecer por qué se solicita una nueva autorización de vertido de aguas residuales de una piscifactoría y a su vez el Ayuntamiento de Aller tramita un expediente de relleno para levantar naves industriales en la parcela de la piscifactoría a pesar del riesgo de inundación.

Fuente: Nota de prensa de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies
Publicar un comentario

Archivos del Blog